martes, 29 de enero de 2008

3 DE FEBRERO DE 1852: NI OLVIDO NI PERDON...

Podríamos injuriar con total razón a Justo José de Urquiza, por haberse vendido a las finanzas inglesas y a la diplomacia luso-brasileña y masónica para que su triunfo en la batalla de Caseros, aquel 3 de Febrero de 1852, signifique la derrota categórica del Estado Nación que con denodado esfuerzo preservó el Restaurador de las Leyes hasta entonces. Podríamos abundar en riquísimos -y penosos- detalles acerca de los manejos oscuros, turbios, que precedieron y sucedieron al combate. Sin dudarlo, la expulsión de Juan Manuel de Rosas del gobierno de la Confederación Argentina evidenció la cantidad de traidores que se mantuvieron agazapados, a la espera de poder arruinar los destinos de la Patria, tal vez, para siempre.

¿Qué hizo Juan Manuel de Rosas luego de echada la suerte de la Patria en Caseros? No se trató, como muchos argumentan por allí, que Rosas actuó con cobardía, como "abandonando a los suyos" a la suerte de la Provindencia, sino que evitó caer en algún espectáculo judicial a manos de los villanos. En segundo lugar, tendríamos que decir que el Restaurador de las Leyes era, para Inglaterra, más peligroso 'suelto' en los confines de la Confederación Argentina que detenido o exiliado en el propio imperio británico. Acá hay que advertir la habilidad diplomática inglesa, resuelta a "darle una mano" a Rosas pero a cambio, obviamente, de tenerlo bien controlado, no vaya a ser que vuelva a representar un peligro para sus intereses imperiales de ultramar. Un tercer factor surge de un hecho que pocos parecen recordar, y es que Juan Manuel de Rosas buscando el exilio resguardó su prolífica documentación, la misma que permitió el surgimiento de la corriente historiográfica del revisionismo. Incluso el patriota, antes de efectuarse la batalla de Caseros, se empeñó en organizar sus vastísimos papeles de gobierno, colocándolos en cajones y poniéndolos a salvo de los infames traidores que, si los hubiesen hallado, los habrían de quemar para tapar el patriotismo de aquel gobierno que acababan de tumbar. Nada más gratificante, pues, para los que intentamos buscar a nuestros genuinos próceres nacionales; observemos cuánto le debemos, incluso en esos momentos amargos, a Juan Manuel de Rosas, para quien el juicio de Dios y de la Historia valía más que dejar todo librado al azar.

Ni una imagen se conserva en Internet del sitio donde tuvo lugar la rendición de la Patria. Nos referimos al "Hueco de los Sauces", hoy denominado Plaza Juan de Garay, en el barrio porteño de Constitución. Hay allí, en cambio, una placa -la única- dedicada a Eva Duarte de Perón, que es como si no estuviera, pues aparte de estar sucia y casi ininteligible tiene signos de haber sido palanqueada para su robo. Así se interesan por la cultura los "representantes del pueblo"... Allí fue, decíamos, donde el Brigadier General Juan Manuel de Rosas se detuvo a descansar tras 3 jornadas sin dormir, para redactar su renuncia. Dicho documento, lleno de gallardía, lo escribió apoyando un trozo arrugado de papel sobre el lomo del caballo que llevaba consigo; acompañaban ese histórico momento su secretario Lorenzo López. Únicamente lo resguardaba la sombra de un viejo ombú del "Hueco de los Sauces". Herido en el pulgar de la mano derecha, el Restaurador de las Leyes escribía lo que sigue:

"Señores Representantes: Creo haber llenado mi deber como todos los Señores Representantes, nuestros conciudadanos, los verdaderos federales y mis compañeros de armas. Si más no hemos hecho en sostén sagrado de nuestra independencia, de nuestra integridad, y nuestro honor, es porque no hemos podido. Permitidme, Honorables Representantes, que al despedirme de vosotros reitere el profundo agradecimiento con que os abrazo tiernamente y ruego a Dios por la gloria de V.H., de todos y cada uno de vosotros. Herido en la mano derecha y en el campo, perdonad que escriba con lápiz y de una letra trabajosa. Dios guarde a V.H."


Para cerrar este posteo simple, justiciero y humilde, vertimos algunos conceptos que expresó en una conferencia Jorge Luna Valdés en el Instituto de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas el 20 de Setiembre de 1940. En ella intenta dar algunos fundamentos de por qué no se ha inculcado a la sociedad que el gaucho "Martín Fierro" es la representación más pura de la argentinidad, de la nacionalidad. Nosotros creemos, desde la Agrupación Patriótica AURORA, que la infame y vil traición del 3 de Febrero de 1852 ayudó a quitarles a los connacionales sus arquetipos, sus mayores representantes histórico-culturales, su verdadera identidad criolla, católica e hispana. No la ha derrotado definitivamente, aclaremos, pero la ha diezmado gravemente desde entonces:

(...)

"Nos ha probado [la teoría] que las raíces de nuestra historia son Roma y la España imperial católica, y la que se enseña en el país, con especial ternura, es la de Francia, su revolución, su liberalismo. Esto contribuye seriamente a que la juventud viva en el vacío y la confusión.

"Se explica así la creencia de que Martín Fierro fué una creación espontánea de nuestras campañas, que él vive solamente en la poesía gaucha que lo interpretó. Y en medio de esta bulla de progreso, civilización, fraternidad con todo lo del mundo menos con lo nuestro, no es raro que el insigne personaje resulte a muchos "exótico".

(...)

"En la pampa hizo del escudo un poncho y de la espada un facón.

"Rodeado de policías, en peligro inminente de ser muerto, su ciencia atávica de lucha acude a él desde el fondo de los siglos".

(...)



Viñeta de Rosas publicado en la 4ta. página de "La Gaceta Mercantil" correspondiente al nº 3939 del miércoles 27 de julio de 1836.

6 comentarios:

franchomorales dijo...

ancho

franchomorales dijo...

que tal, estuve dando vueltas por el blog y me gusto mucho. saludos.!

Pensamiento libre dijo...

¿Venderse a los ingleses? ¿Donde murió el dictador Rosas ridículos?

Rafael Cabilla dijo...

jajaja que risa esta nota.

VIVA EL GENERAL URQUIZA! MUERTE AL TIRANO DE ROSAS QUE SE FUE PIDIENDOLE AYUDA A LOS INGLESITOS A SU PAIS Y MURIO COMO UN INGLES EN SU TIERRA INGLES!!

VIVA LOS FEDERALES! EL PUEBLO ARGENTINO TE APOYO EN LA GRAN BATALLA DEL 3 DE FEBRERO!

Anónimo dijo...

No vitupere macanas Rafael. Es simple: suficiente con algunas lecturas para contrarrestar sin mucho esfuerzo las afirmaciones que usted ha puesto en su comentario. Puede que la nota de risa, como usted suplica, a lo que también replico que su comentario es risible del mismo modo. Ahora, "¿Ni vencedores ni vencidos?", eso lo dudo mucho.

Cordiales saludos, Rafa.

Anónimo dijo...

¡¡VIVA EL MASON ANTICATOLICO APOSTATA JUSTO JOSE DE URQUIZA!!!!

¡¡¡VIVA EL ALIADO DE INGLATERRA Y TRAIDOR A SU PATRIA INMUNDA URQUIZA!!!

¡¡MUERA EL PATRIOTA FEDERAL ROSAS!!!!