jueves, 3 de septiembre de 2009

EL ADIOS AL EX CORONEL MOHAMED ALI SEINELDIN


Fue un caballero en el combate y un extraordinario servidor de la Patria, y tuvo una virtud que muy pocos de sus camaradas de armas han podido relucir: siempre dio el ejemplo a sus subalternos, ya sea en la lucha contra la subversión apátrida marxista o contra el invasor británico.

Mohamed Alí Seineldín estuvo siempre apegado a la ley, pues combatió a las organizaciones terroristas en Tucumán en 1975, cuando todavía gobernaba María Estela Martínez de Perón, gobierno constitucional elegido por la voluntad popular mediante el voto. Tiempo después, al producirse el ilegal golpe de Estado de marzo de 1976, fue de los primeros oficiales del Ejército en hacer profundas críticas a la cúpula gubernamental por el tremendo error de haber usurpado y tomado el poder. Esto le valió su detención, muy honrosa por cierto, más teniendo en cuenta que hasta el PC (Partido Comunista) adhirió al golpe militar realizado por la línea liberal de las FF.AA.

Adentrados ya en los años '80, Seineldín desembarcó el 2 de abril de 1982 en las islas Malvinas para restablecer la soberanía argentina. La actuación descollante del Regimiento N°25 de Infantería que comandó en el archipiélago, ha escrito una parte trascendental de la historia patria, por inolvidable y gloriosa.

Además de hombre de acción, Seineldín fue un estratega y un estadista que predijo el desmantelamiento que iba a sufrir el sistema defensivo de la República Argentina, empezando por las fuerzas armadas en el marco de una democracia liberal, en lo económico, y marxista en lo cultural. Esta verdad en ciernes, y no otro motivo, lo lanzó en dos oportunidades contra la jefatura del Estado Mayor del Ejército en 1988 y 1990. Para ello, Mohamed Alí Seineldín tenía fundamentos que hoy, año 2009, están a la vista de todos. Los alzamientos militares nacionalistas que protagonizó, también debían ser un freno contra la descomunal pero dirigida liberación de la droga ("la peor guerra química", según dijo en 1991, en la Cámara Federal) que abatiría a la población argentina; para detener el fomento de ideas tendientes a la disolución de la familia y del Estado-Nación; para evitar la subversión cultural y sociológica de la sociedad; y para evitar el ingreso irrestricto del país al nuevo orden mundial de las plutocracias internacionales.

La derrota de las tropas nacionalistas del ejército del 3 de diciembre de 1990, determinó el encarcelamiento de Mohamed Alí Seineldín en la prisión militar de Campo de Mayo hasta mayo de 2003, y la pérdida de su grado militar. En ese interín, y acuciado por una situación económica desastroza, muere su hijo Mariano, no pudiéndolo casi disfrutar en vida.

Sin embargo, el ex coronel Seineldín tuvo siempre el respeto de quienes supieron de su intachable conducta como argentino y como oficial del arma de infantería. Su muerte, ocurrida el miércoles 2 de septiembre de 2009, fue una amarga sorpresa que todo el nacionalismo argentino lamentó y lloró.


SU ULTIMO ADIOS

Por hombre de Dios, por patriota y por honrado, el ex coronel Mohamed Alí Seineldín fue velado sin su uniforme militar y sin una bandera argentina. Tampoco se hizo presente ningún execrable funcionario del gobierno nacional ni capitalino, como tampoco se notó la presencia de obispo castrense alguno. Recién después de media hora de abierta la casa velatoria (ubicada en la calle O'Higgins 2842, Capital Federal), ex veteranos de Malvinas acercaron una enseña patria para colocarla sobre los restos de Seineldín. El ilustre fallecido lucía, radiante, la condecoración recibida en la Guerra de Malvinas.



Entre las delegaciones que estuvieron presentes en la cita de honor, se encontraba una nutrida representación de la Organización Resistencia Peronista, que estuvo desde temprano en el lugar. A su nombre se ordenó la compra de una corona floral que rezaba, en letras negras y fondo blanco, la siguiente inscripción: "AL HEROE DE MALVINAS. ORGANIZACION RESISTENCIA PERONISTA".

Una interminable cadena de rezos se dio en el espacio donde, acompañado de una prístina imagen de Nuestro Señor Jesucristo, descansaba para la eternidad Mohamed Alí Seineldín. Dichos cánticos sacros comenzaron con un "Padre Nuestro" que miembros de la Organización Resistencia Peronista entonaron apostados a la derecha del féretro. El contagio fue inmediato, por lo que los amigos, familiares y camaradas del ex coronel del pueblo también se unieron en la oración.

Integrantes de la juventud del PPR (Partido Popular de la Reconstrucción) tampoco quisieron estar ausentes para darle el último adiós al paracaidista, comando e instructor militar Seineldín.

Lo que al comienzo parecía ser una tibia demostración de afecto hacia semejante luchador por la causa de Dios y de la Patria, con el correr de los minutos se transformó en una marea humana que, a decir de varios participantes, sorprendió por el número y magnitud. Sin exagerar, alrededor de 200 a 250 personas presenciaron el velatorio, entre los que podemos resaltar la participación de la ex primera dama Zulema Yoma y de un hijo del general Savio, otro de los grandísimos militares que hicieron quedar bien el uniforme del ejército ante el pueblo.

Entre el público presente había diferentes personalidades y referentes del nacionalismo católico, de la ortodoxia peronista y del ala nacionalista del ejército, acaso los sectores con los que más comulgó Mohamed Alí Seineldín en su vida. Por consiguiente, pudimos ver a personalidades como el periodista y dirigente Adrián Salbuchi, el contraalmirante (R) Carlos Büsser, el conductor radial y dirigente de jubilados Rubén Gioannini, el ex mayor Hugo Abete, el ex capitán Gustavo Breide Obeid, el vicecomodoro VGM Horacio Ricciardelli, el coronel (R) Luis Polo, el director del portal Seprin, Héctor Alderete, Héctor Cisneros (hermano del sargento Mario "perro" Cisneros, muerto en Malvinas) y, alrededor de las 00:30 horas, el último gobernador de las islas Malvinas, Mario Benjamín Menéndez, entre tantos otros.

Hemos visto llorar a muchas personas ayer, y también advertíamos que entre la multitud se encontraban ex militares que, de seguro, se jugaron con Mohamed Alí Seineldín y, como él, han visto cerradas todas o la mayoría de las puertas de la sociedad argentina para siempre. Gente que pagó su servicio nacionalista con la réproba actitud cobarde de los asustados o los entregados. "Ahora se reencontró con Mariano", dijo envuelta en lágrimas Marta Labeau, esposa del Héroe de Malvinas.

Para finalizar, agregamos que la prensa -gráfica y televisiva- no estaba autorizada a introducirse en la casa de velatorios, y que de los canales de aire y cable más conocidos, el único que estuvo presente fue "Crónica TV", mediante un camarógrafo y un cronista, los cuales, como hemos dicho, tampoco pudieron acceder al lugar. El resto brilló por su ausencia.


Estaba previsto para hoy a las 15:30 horas el traslado de los restos del ex coronel Mohamed Alí Seineldín al cementerio de la Chacarita, donde serán depositados para el descanso infinito con el Señor.

2 comentarios:

Instituto Nacional Juan Manuel de Rosas dijo...

JORNADAS DE HISTORIA DE LA CONFEDERACIÓN ARGENTINA: ASPECTOS FILOSÓFICOS, POLÍTICOS Y JURÍDICOS



Miércoles 16 de septiembre 19,00 hs.

“Algunas consideraciones histórico-jurídicas sobre el fusilamiento de Camila O´Gorman” por el Dr. Sandro Olaza Pallero

“Fundamentos filosóficos de la doctrina federal” por el Dr. Sergio Núñez y Ruiz-Díaz


Jueves 17 de septiembre 19,00 hs.

“San Martín y la evolución de su pensamiento sobre Rosas a través de su correspondencia” por el Dr. Oscar Denovi



Lugar: Montevideo 641 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Se entrega certificado de asistencia

Anónimo dijo...

ESTA ES MI MAS HUMILDE DEDICATORIA A UN PATRIOTA QUE SUPO DEFENDER A NUESTRA PATRIA DE ESTOS GOBIERNOS DEMOCRATICOS, EL 2 DE SEPTIEMBRE NO SE FUE UN HOMBRE, SE NOS FUE UN GRAN PATRIOTA, UN HOMBRE SABIO, DE GRAN SENTIDO DE AMOR A LA PATRIA, ES POR ELLO QUE EN ESTE COMENTARIO QUIERO DEJARLE MI MAYOR DE LOS RESPETOS AL CORONOEL SEINELDIN.
DIOS Y PATRIA O MUERTE